domingo, 10 de enero de 2010

¿Cuáles son los límites del respeto intercultural?



...los niños tienen derecho a no tener sus mentes confundidas por los sin sentidos; y nosotros; como sociedad, tenemos la obligación de protegerlos de eso. Así que nosotros no deberíamos permitirle más a los padres enseñarle a sus hijos en qué creer; por ejemplo, en la verdad literal de la Biblia, o que los planetas gobiernan su vida, en la misma forma en que no le permitimos a los padres sacarle los dientes a sus hijos o encerrarlos en un calabozo.

Extraído de Oxford Amnesty Lecture, 1997. Published as Nicholas Humphrey, 1998, “What shall we tell the children?”, Social Research, 65, 777-805; also as, 1998, “What shall we tell the children?” in The Values of Science, ed. Wes Williams, pp 58-79, Oxford: Westview Press.

9 comentarios:

Laura dijo...

Uf,me dejó pensando. Muchias cosas....
No sólo en la transmisión de las creencias, sino también en las prohibiciones. Quién prohibe qué cosa? Una espiral difícil, no, don Pensa?

Horacio Gris dijo...

Es un tema complejo. Pero sí es cierto que los padres no pueden hacer lo que quieran con sus hijos. De la misma forma que no son los dueños de sus cuerpos como para sacarles los dientes o encerrarlos en un calabozo, tampoco lo son de sus mentes. Pero, repito, es un tema complejo.

saludos

Libre Pensamiento dijo...

Es muy complejo, pero por algún motivo he notado un facilismo postmodernista y relativista, donde todas las culturas deben ser respetadas. Y desde hace un tiempo me pregunto si es así.

A la hora de intentar solucionar e investigar la enfermedad de Chagas, ¿Estaríamos dispuestos a que el estado financie por igual a las investigaciones en medicina y química, que las de vinculadas al Fengshui de los ranchos como posible solución?¿O que el estado utilice los recursos que invierte en meteorología en la astrología o el tarot?

O más realistas ¿Estamos de acuerdo en respetar la ablación de clítoris como una pauta religiosa y cultural?¿Deberíamos respetar por igual a la cultura nazi?

Entiendo que preguntarse estas cosas conlleva muchos peligros, y como decís Laura, "quién prohíbe que cosa" pero creo, que no preguntárselo nada resuelve. Solo tengo preguntas y una opinión de censor formada, que de seguro no es políticamente correcta.

Saludos.

Laura dijo...

Perdón don Pensa, no había leído la respuesta. Me extraña araña, sabe que no estoy para nada con el relativismo (y menos el cultural) Ni la ablación de clítoris, ni el tarot o la lectura de las volutas de un porro, y por supuesto estoy de acuerdo que hay que preguntárse, y tratar de ir respondiendo. Se lo dice una madre argentina que jamás llevó a sus hijos a ningun edificio religioso! No acuerdo en la polifonía de voces, ni con las verdades relativas e inherentes a cada cultura, sí pienso que hay derechos universales desde los cuales podemos pensar, e incluso censurar comportamientos, prácticas e incluso modelos científicos.
Un abrazo

Anónimo dijo...

pues los seres humanos no nacemos sabiendolo todo ni con una cultura propia, sino con la que nos enseñan nuestros padres, o acaso ahora está mal que haya diversidad de culturas, no tiene sentido alguno, entonces, qué identidad tendríamos?, es absurdo, en verdad...

qué es eso de que los padres no deben enseñarles a sus hijos tal y cual cosa... qué ridículo....

Libre Pensamiento dijo...

Gracias por su pensamiento anónimo. La discusión de Nicholas Humphrey va en otra dirección ¿Es el relativismo actual que hace que "respetemos" todas las manifestaciones culturales correcto? ¿Es justo que se le inculquen a los niños -intelectualmente indefensos-identidades de pensamiento que pueden condicionarlos de por vida? Esta claro que si usted educa a sus hijos o los educaría en el marco de alguna religión no compartirá esta idea, pero cuanto más loable sería que una persona educada si condicionamientos religiosos, elija libremente creer en ellos que condicionarlo para que no se salga del redil de ideas paternas cuando su intelecto se esta formando!

Clarence dijo...

¿Esto os lo parece?:

http://www.nikodemo.tv/concurso.php?pag=8&id=11998

Sergio dijo...

Hola a Todos,

Si hay algo que ha acelerado el intercambio de información es Internet. Un vehículo formidable a la hora de enterarnos de otras culturas y costumbres.

Este debate ya está planteándose en todos los ámbitos del librepensamiento a partir del momento en que conocemos aquello que, que en nuestra formación cultural son atrocidades.

Entre otras cosas, ha sido la antropología moderna, basada en el mito del objetivismo científico la que ha traído esa visión de "solo describirás, no juzgarás ni te involucrarás."

Ahora surgen las preguntas que no nos habíamos planteado con claridad. Probablemente porque la información era un asunto más local, más provinciano o el destacado por los grandes medios.

Por ejemplo, ¿debería permitirse el Islam como una religión legalizada? Lo cito como extremo. Porque bien podríamos plantear otras preguntas con relación a otras religiones también.

En principio, preguntas como esa parecen surgir de la reacción. ¿Es cierto?

¿Deberíamos permitir, por ejemplo, la circulación, difusión y enseñanza de una religión que afirma que lapidar a una mujer que cometió adulterio es "bueno"? ¿O que robar ha de castigarse con la amputación de una mano? ¿O que arriesgarse a una opinión de disconformidad signifiquen cien latigazos?

No adhiero a la idea de un mundo que se reduce al silencio en el nombre de la diversidad cultural.

¡Saludos!
Sergio

Camila dijo...

Es interesante poder encontrar en internet distinta clase de pensamientos y de esta manera poder disfrutar de leer y entender diversas cosas. Muchas veces que leo algo que me deja pensando o me gusta suelo imprimirlo y pegarlo en mis heladeras