domingo, 11 de noviembre de 2007

499 PROPAGANDAS: CEFERINO NAMUNCURA & FASCISTAS IBERICOS.


A pesar de los buenos augurios (1) y (1bis) parece remota la posibilidad de que contemos a futuro con una grata epidemia de pensamiento crítico en la Argentina. Si bien a nivel global, algunos han recobrado la conciencia y la cordura en lo que a la manipulación ideológica se refiere (2) son muchos más los que siguen obedientes el sendero dogmático de los corderos.

En la ceremonia de beatificación del hijo de Rosario Burgos y de Manuel Namuncurá
(3) celebrada en Chimpay, Río Negro el 11 de noviembre de 2007 el Secretario del Estado Vaticano, Tarcisio Bertone, Cardenal de la Iglesia Católica (4) mostró que “Namuncurá es un modelo para hoy”.

Sin embargo, considerando las beatificaciones masivas de 498 católicos, mayoritariamente partidarios del régimen fascista del dictador Francisco Franco, muertos durante la guerra civil española, cabría preguntarse si hay varios modelos a seguir
(5). Tal vez Bertone sugiera que los argentinos deban seguir un ejemplo de sumisión, de traición a las propias costumbres y al propio pueblo, tal como hiciera el joven Ceferino. Los españoles mientras tanto, deban aprender a votar la próxima vez, tal vez alineados (¿O alienados?) con el modelo de la derecha que otrora derrocara a la República Española.

La beatificación en masa tiene sobradas implicancias políticas para el gobierno socialista español. Véase el enfrentamiento público con la Iglesia Católica por cuestiones como el matrimonio homosexual y el divorcio
(6). Es una lástima que la Iglesia Católica no haya beatificado en vida a Christian Federico Von Wernich, en vez de a Ceferino, ya que es más afín a los 498 fascistoides ibéricos que el nieto de Calfucurá.

La Obra de Don Bosco tendrá por fin “merchandise” nativo. Pero los que envían a sus hijos a los centros de adoctrinamiento salesiano, difícilmente vayan a pedirle a un imberbe mapuche que interceda por ellos. Aunque los pueblos originarios esten muy de moda, y sean “políticamente correctos”, el estereotipo se aleja bastante de los clásicos San Cayetano o alguna de las tantas versiones del mito Mariano. Ceferino competirá entonces entre las creencias de los excluidos, de los que necesitan creer, y que ya se han volcado a las velas y a los trapos rojos.

¿Podrá Ceferino captar las masas tributarias del Gauchito Gil (
7) quien no reditúa económicamente a la Santa Sede, aunque al igual que estos últimos sí a la ignorancia popular?

(1)
http://www.clubdelarazon.org/ y (1bis) http://www.argatea.com.ar/
(2)
http://www.opuslibros.org/inicio.htm
(3)
http://ceferino.dbp.org.ar/
(4)
http://es.wikipedia.org/wiki/Tarcisio_Bertone
(5)
http://www.elpais.com/articulo/opinion/estan/martires/elpporopi/20071029elpepiopi_4/Tes
(6)
http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTAN2945403920071029
(7)
http://www.prensadefrente.org/pdfb2/index.php/fot/2006/03/07/p1150

9 comentarios:

ayjblog dijo...

no seria la primera ni la ultima, me vienen a la memoria carnavales, wotan, iconoclastas, sincretismo en china, culto mariano, carismaticos, y asi siguiendo.
No es ni malo ni bueno, es adaptacion de la fe a los tiempos, se crea o no, pero, es para un tratado cada uno de los temas

saludos

Pensamiento libre dijo...

Gracias por el comentario.

No estoy tan seguro de que pueda salir inocente la "fe" de un juicio de valor. Pero si, es cierto da para uno o varios tratados el tema.

Toti dijo...

Estimado Pensamiento:
Permiso.
Me llama la atención que una persona como vos, que habla de pensamiento crítico, cite sin más ese artículo del diario El País, y diga que Ceferino Namuncurá traicionó a "su pueblo".

Vamos por partes:
1) ¿Por qué se han beatificado a los que se han beatificado y no a otros? Porque la razón de su beatificación es su martirio. Y el martirio no es simplemente la muerte de un católico -sea de la facción política que fuera- sino la muerte de un católico que muerte, justamente, por el hecho de serlo. De ahí que lo cientos de religiosos/as y Sacerdotes que fueron asesinados a pesar de no estar activos ni militar ni políticamente -i.e. fueron asesinados por ser creyentes y practicantes, ya que "la religión es el opio de los pueblos"- sean declarados "mártires", testigos de su Fe.

2) Rosario Burgos era una cautiva de origen chileno. Hablar de traición y sumisión es ridículo. Siendo Bertone católico, no llama la atención que proponga a Ceferino como modelo por su forma de vivir la Fe y el Amor.


Saludos

Pensamiento libre dijo...

TOTI, gracias por pasar.

Bueno, a cada uno le llaman la atención cosas distintas. ¿Cuál es el problema de citar un artículo o de decir que Namuncurá fue un renegado y traidor de sus costumbres nativas?

Vayamos también por partes: Las beatificaciones en masa son solo producto de una disputa política. Esas personas, murieron por causa de una guerra civil, y especialmente por su filiación falangista y pro-franquista, no por ser católicos. Aunque claro es cierto que la iglesia estaba del lado del dictador golpista Franco, así que puede ser difícil encontrar diferencias ¿no?...lo cierto es que no murieron por su caridad y humildad cristiana.

Rosario Burgos era trasandina, como el resto de los mapuches en efecto. ¿Ceferino era quien era por algún gen de Rosario Burgos o por haberse educado y criado, al menos de pequeño, entre los mapuches?

toti dijo...

Pensamiento:
De nada, el gusto es mío.

Decís que qué problema hay en citar y demás.
De nuevo, por partes.

1a) El artículo se contradice al pedir que cada uno se pregunte si sabe y entiende del tema, para luego pasar a decir cualquier verdura.
1b) Lo cierto es que los mártires, esos 498, sí murieron por su Fe. Muchos no tenían ningún tipo de militancia. Como ya te comenté, si bien murieron en medio de una guerra civil, era una guerra civil en la que los partidarios de una ideología que veía a la religión como algo nefasto en sí mismo (no por estar lejos o cerca del franquismo) dieron muerte a esas 498 personas por ser católicas practicantes.
Como ya sabrás, hubo muertos de izquierda y de derecha. Estos últimos (imagino que los primeros también) suman mucho más que 498. Si se beatificó a este reducidísimo grupo, es porque se comprobó murieron por ser cristianos. Pensá que muchos otros muertos de derecha o izquierda pueden haber sido más o menos cristianos, pero no están beatificados. Es decir, no es que se hayan "olvidado de beatificar a los zurdos", sino que sólo beatificaron a los que tenía sentido hacerlo, según la fe cristiana.

2) ¿Pensás que el hecho de que la madre de Ceferino fuera no aborígen no tiene nada que ver en el asunto?
¿Cuál era el pueblo de Ceferino? ¿Cuál sería la traición?

******************
De cualquier manera, sería interesante qué entendés por pueblo, cómo podría uno traicionar a su pueblo y hasta dónde el mismo concepto de "pueblo" tiene sentido.

Saludos

Pensamiento libre dijo...

TOTI:
Jamás me hubiera imaginado que te guste, pero bueno, me alegra. A propósito tal vez el de Spinoza tenga más que ver con nuestro otro intercambio epistolar.

Respondo:

1a) Bueno lo de la verdura, debe querer decir según vos, que no tiene sentido. Tal vez no lo tenga para vos, a mi me pareció bueno. Ahora, si te molesta el artículo citado escríbele a su autor no a mi. Por aquí, con lo que yo escribo.

1b) Lo cierto es que los falangistas, esos 498, murieron por su Fe en Franco. En una Guerra Civil, hasta la indiferencia es un modo de militancia. Desconozco de que lado hubieras estado en esa guerra, pero yo lo tengo bien en claro Toti. El socialismo democrático surgido con la tricolor fue derrocado por una coalición de derecha europea, formada por militares y la iglesia. ¿De verdad pensas de un mdo tan inocente sobre la beatificación? ¿La iglesia pudo beatificar a los 498 pero no puede juzgar ni someterse a juicio por su complicidad en los crímenes más atroces que se han cometido en el siglo XX? Y no digo fantochadas como salir a “pedir perdón” desde el balcón Vaticano. Hablo de sentarse en el bancillo de los acusados y asumir sus culpas.


2) Pienso que nada tiene que ver su madre, en efecto. Las cautivas era muchas veces más felices a la larga entre los indios y no era síndrome de Estocolmo. Escuche de fondo a DOROTEA, LA CAUTIVA - Milonga Pampeana Letra: Felix Luna y Musica: Ariel Ramirez.

No me queda clara la distinción que querés hacer con “pueblo”. Ceferino no era un blanco o huinca.

toti dijo...

Estimado:

Se calcula que en la Guerra Civil española murieron 500.000 personas, entre combates, ejecuciones, bombardeos, etc. (sin contar muertes más indirectas, como las causadas por el hambre). Estos 500 son un número insignificante. Justamente porque no se beatifica al tuntún, por ser franquista -ya que, como ya me cansé de decirte, muchos eran religiosos de clausura, es decir que no tenían vida política, ni de izquierdas ni de derechas- sino por ser ejecutado por ser creyente. Mirá, acá tenés algo de cuando se beatificaron 233 mártires en 2001, con una reflexión. Es medio largo, pero miralo un poco aunque sea.

Decís: Las cautivas era muchas veces más felices a la larga entre los indios y no era síndrome de Estocolmo.

Yo digo:
No sé, pero es probable que los aborígenes evangelizados fueran más felices que los no evangelizados.

Joaquín dijo...

Carta al Arzobispado y al Ayuntamiento de València
Escrito por Murcia Republicana
jueves, 23 de agosto de 2007


Ante la grave afrenta que supone para las víctimas del franquismo y sus familias, y para la sociedad democrática en general, la construcción en Valencia por parte del Arzobispado del llamado "macrosantuario", dedicado a 233 "víctimas inocentes de la Santa Cruzada", en un terreno público de casi 4.000 m2 donado por el Ayuntamiento de Valencia, en el lugar más caro de la ciudad y valorado en millones de euros,


DENUNCIAMOS LO SIGUIENTE

1º.- No pueden considerarse "inocentes" a miembros de una organización que como la Iglesia Católica, se alió entre otros con Hitler y el fascismo italiano de Musolini, para ejecutar un golpe de estado criminal contra el gobierno legítimo de la II República, constituido tras unas elecciones libres y democráticas, que costó la vida de cientos de miles de personas.

2º.- La Iglesia Católica, una vez finalizada la guerra, creo, junto con los militares golpistas, toda una industria de la represión que afectó a todos los sectores indefensos de la población: nenes y nenas, personas mayores, heridos, enfermos, etc, y a los demócratas que habían defendido el orden constitucional, la libertad y la democracia, poniendo al servicio de la maquinaria represora sus edificios para ser habilitados como cárceles, y creando ex profeso órdenes religiosas de hombres y de mujeres para ejercer de carceleros/as.

3º.- Entendemos que el "macrosantuario" se construye para desviar la atención del inmenso horror que fue la represión del franquismo en Valencia, del que dan testimonio las 26.300 personas enterradas en las inmensas Fosas Comunes del cementerio (muchas de ellas arrojadas sin tan siquiera un ataúd), los campos de concentración creados por todos los lugares, los Consejos de Guerra Sumarísimos, etc.

Por otra parte, a día de hoy, tras 30 años de democracia, las víctimas del franquismo no han sido rehabilitadas, ni juzgados los responsables y colaboradores del genocidio y de la represión, encontrándonos por el contrario que, tras 70 años de honores y reconocimientos, los religiosos que apoyaron el golpe de estado han llegado, incluso, a ser canonizados por el Estado Vaticano, en una clara apología del fascismo y del golpismo.

HE DICHO !

Pensamiento libre dijo...

Gracias Joaquín por tu aporte.

Toti, si de algún modo los nativos de América fueron más felices al ser evangelizados sin dudas lo han sabido disimular ¿no?